Blog de historias, reflexiones, puntos de vistas. La vida, viajes por el mundo. Otra manera de narrar lo cotidiano. La gente y sus misterios

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Calles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Calles. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de mayo de 2021

"Habana, Engendro de sueños"


                               Contrastes 


"Hay sombras oscuras en la tierra, pero sus luces son más fuertes en el contraste."                                          Charles Dikens.



Hasta mis sueños son más ligeros en estos días en que no pienso en nada. No vale la pena. Este encierro en medio de una pandemia me ha traído la tranquilidad y es ya como una bendición. Existe un lugar que pasa una y otra vez por mi cabeza, así es. Viene con la brisa de la tarde, es de esperar. Llega siempre a la misma hora cuando todo se apaga. Y así se queda. Por más que intente espantarle para que se vaya, desaparece, pero regresa cuando menos te lo esperas. El recuerdo de La Habana. Puedo verla vieja, destruida y sentada como siempre, en la boca de la bahía, lejana y algo olvidada por estos días terribles de pandemia y resurrección, consumida por su gloria de antaño. Que triste ha de sentirse uno cuando no sabe que hacer con la derrota. En mas de sesenta años de revolución, no ha podido levantar la cabeza. Se lo ha robado todo, con la desvergüenza mas brutal del mundo y no le bastan ya las ganas, ni el salitre del largo litoral que la baña, para salvarla del abismo. Aunque es tanto mi enojo no dejo de celebrarla, siempre será un gran lugar para mi. Y allí sobrevive al azote de esos corsarios y piratas que la venden como una prostituía, que acumulan sus fortunas para construir sus pirámides y llevársela a la tumba como un arco de triunfo. Cuba en estos momentos es un desastre. Intento borrar la Habana y no asociarla con las ruinas de un rey Salomón, que la hundió con una historia, que en el fondo fue una mentira. Triste, por eso prefiero cambiar de pagina, no quiero dolores de cabeza. Me niego a rendirme ante el recuerdo en estos días que he pasado allá con la familia, pero aunque duela, es algo que no puedo hacer. Demasiadas cosas tiradas en el asiento de atrás se acumulan y yo prefiero tener dulces sueños. Así que con tanta tranquilidad es mejor dejarle que se acerque como puede, en imágenes de una Polaroid, me encanta ese tono amargo de irrealidad para definirla. El claro oscuro. Llegan rápidos los viejos lugares de esa gran ciudad y se agolpan en pedazos que parecen ya fotografías de un largo viaje y me confunden. Acabo de regresar de allá y ya no la reconozco. Es duro aceptar que ha cambiado. Que ya no da más, que se le cae a trozos su maquillaje, que todo es miseria. Desde la distancia las cosas tienden a confundirse en esa mezcla de luz y de sombra, pero los sentidos siguen dejando la sensación que con solo escapar de ella es también un espejismo.


La habana de hoy vende muy caro su lugar en la historia y es triste decirlo, lleva su precio colgado en la cara. Si la mira desde fuera es una ciudad poblada de excitantes Chevrolet que interpreta hasta el cansancio esa música del ayer, la que no quiere su gente escuchar, porque ese disco esta rayado hasta el cansancio. Ese amargo sabor a hiel que nos lleva directo al grano por no decir otra cosa. Que abre sus entrañas coloridas, o sus piernas, como el vino barato, sobre todo en las calles que conducen al mar, podridas como el resto. Que se nos muestran a todos sedientas, maltratadas, como si nada le importara. Olvidadas, rotas, atropelladas por la historia y descorazonadas. Es duro ese contraste del color, porque si la miras desde dentro, sabes que el tiempo no es solo el culpable. Una ciudad pierde su inocencia habitando en un pasado sin salida. Y allí está, perdida por aquella época, vestida de un blanco y negro ocre, de camino por los años cincuenta, esos que sus falsos faraones niegan en los más profundo y al del que por la mala suerte nunca su gente ha podido escapar. Y así vive, atrapada, prisionera a aquellos días de su pasado insano dando tumbos y señales de vida, mostrando todo lo que le queda en ese raro contraste.



Share:

miércoles, 29 de abril de 2020

Saxofonista cubano en las calles.




                                                          🎵🎶🎷🎼🎷

Ahora se que Johnny no es una víctima, persigue para no ser perseguido. Que todo lo que esta pasando en su vida son azares del cazador y no del animal acosado. Nadie puede saber que es lo que persigue Johnny, pero es así, esta ahí en su saxofón, en Amorus, en la marihuana, en sus absurdos discursos sobre tantas cosas, en sus recaídas, en ese librito de Dylan Thomas, en todo lo pobre diablo que es Johnny, y que lo agranda y lo convierte en un absurdo viviente, en un cazador sin brazos y sin piernas, en una liebre que corre tras un tigre dormido.
                                               ( El perseguidor, de Julio Cortazar)

                                                 Cazador de la noche
Este que esta aquí a mi lado es un cubano que vive en las calle de Atenas. Músico. Me habían hablado de él y le dije a mi amigo griego llévame a visitarlo y deambulamos un rato. Escúchenle tocar el saxofón, es como una de esas serpiente cascabel en medio de su negra noche intentando imaginar un día al fin fuera de esas poderosas columnas que para él son rejas. A veces las cosas no funcionan y ya. No hay mas preguntas al respecto, para que darle la vuelta al trompo. Días de perros, como aquella famosa película de Michel Douglas, a otra cosa. No hablo mal de esos animalitos que en el fondo tienen la gran virtud que nosotros los humanos hemos ido perdiendo sin medida. Ellos, los perros, son fieles por pura naturaleza, amigos verdaderos.  Normal que yo vaya a por los personajes así. No me pregunten porque. Nací así, me gusta entrometerme en esa parte donde el agua esta hirviendo y cae de bruces sobre el suelo. O tal vez sea un loco samaritano. Hay mucha gente que tienen lo que ellos llaman un cierto equilibrio y se creen cosas, ingenuos que son. No se que tienen la verdad que si. Un poco mas de suerte y por eso se creen diferente? Pero se engañan. Tener en ocasiones valores que otros han perdido no hace la diferencia. Así es, porque para que te pase un mal momento lo único es que tienes es que estar vivo. Cuando la vida te da limones tienes que cargar un tiempo con ese sabor amargo. Es lo que toca hasta que logras escapar del dolor y del miedo a perderlo todo. Esto le pasa a cualquiera. Seas quien sea. Ahí está la historia real. Es cuestión de karma, recoges lo que siembras. Aunque esa palabra nos de igual dice en el fondo mucho.  Pero para la mayoría es como si nada mas le importara,  se vuelven ciegos. Desde su mundo de cristal miran de reojo a estos, los que por un motivo u otro han tropezado y allí en su propio infierno se lamentan intentando reponerse de esa zancadilla. Es difícil mirar a ese lado oscuro de la vida, claro, es crudo, horroroso. Por eso viven en su propia burbuja y le huyen a personas así como el diablo a la cruz porque ese no es su problema.  Sin embargo se equivocan. No podemos dejarnos confundir tan fácilmente, no. Nadie sabe lo que puede haber detrás de la vida de gente que andan con el corazón roto, a rastra, colgando de un hilo y con el alma destrozada en pedazos. Muchas veces ignoramos el poder curativo de la pregunta y  allí está el grave error que nos aparta de la situación. Que es lo que esta pasando contigo? y el de la respuesta correcta que es como un mantra. Tu no te mereces estar así, tirado en la calle. Vamos que puedes inténtalo. Una vida así de sufrimiento es un asco.  Comienza al menos por recoger esos platos rotos y tirarlos de una vez a la basura. Claro que puedes. Si pude yo. Que no te quede la culpa el día de mañana por no haber hecho nada por salir de esto. Esas palabras vengan de donde vengan ayudan, tienen un gran poder aunque no lo crean, mucho más que la mirada de desprecio. Espero que le vaya bien a este chico cubano que se ve que no toca mal el saxo y además es una persona super interesante, tiene cosas que decir. Muchas más que esa otra gente que se creen seres superiores y no aportan nada a la vida. Que presumidos son, para que les sirve?. El caos no tiene nombre, ni color, es solo eso, caos. Sucede cuando las cosas no están en el lugar que debieran de estar y se pierde el norte. Escúchenle en esa parte donde la música vibra en el saxo, vuela, queriendo escapar como él a ese otro mundo de espíritus, pensando que allí se esta mucho mejor que en este, donde no tienes nada que hacer ante ese irremediable desamparo.   Escuchen sus frases en el instrumento, sobre todo al final.  Lo que los grandes músicos llamaban Bebop. Puro jam.  Ya han pasado unos años y no estoy seguro de que haya podido saltar esa valla en esa dura carrera de obstáculos. Salir del bache de la calle es casi imposible por estos lugares, pero se logra. Claro que si. Somos unos gigantes aunque por momento se nos doblan los pies, por supuesto que nos merecemos todos un mejor lugar en este planeta. Una situación así deja huecos profundos, huellas imborrables. Pero no vengo hablarles de eso, no hay que ponerse triste. No es tiempo de quebrantos, sino de música. En días como estos me llegan a la mente personajes así. No esos que se escuchan todos los días en la radio o en la tele, que al final viven del cuento. Sino a los sin nombres como dice una amiga, para que ellos tengan un lugar  en este nuevo mundo que se avecina. Porque con ellos también tenemos que contar y  poder compartir en un futuro mejores tiempos. Esto, a lo que aspiramos muchos, no es una odisea, es nuestra única razón por la que estamos aquí, nuestra meta. La de engrandecer la raza humana.   Así es, de esta forma cuento mis historia, esperando como este atormentado saxofonista que un día las cosas cambien.
Que por que hago estas cosas? Por el solo hecho de que en las malas situaciones solo vemos a el lobo feroz que nos persigue y nos quieres comer sin piedad, sobre todo en  momentos inexplicables como estos y eso nos asusta. Imaginase un mundo donde  aprendiéramos a sacar siempre los grandes mensajes de los malos ratos y nos ayudemos nosotros mismos a crecer y colaborar…esa es la vitamina, no otra, el combustible que nos ayudará a reponer esta máquina milenaria. La civilización  

Share:

Horizontes

Horizontes

VISITAS

👇Deja tu opinión


🌞 VERANO

IBIZA, LA ISLA BLANCA

                                                                                                               La playa de los Molinos.    ...

📝 Bloggers

Sigueme por Email 📩

Mas historias👇

Con la tecnología de Blogger.