Blog de historias, reflexiones, puntos de vistas. La vida, viajes por el mundo. Otra manera de narrar lo cotidiano. La gente y sus misterios

Translate

domingo, 29 de marzo de 2020

🏦 La Habana 2020



                                👀 Contrastes 


"Hay sombras oscuras en la tierra, pero sus luces son más fuertes en el contraste."                                          Charles Dikens.



Hasta mis sueños son más ligeros en estos días en que no pienso en nada. No vale la pena. Este encierro me ha traído la tranquilidad y es ya como una bendición. Existe un lugar que pasa una y otra vez por mi cabeza, así es. Viene con la brisa de la tarde, es de esperar. Llega siempre a la misma hora cuando todo se apaga. Y así se queda. Por más que intente espantarle para que se vaya, desaparece y regresa cuando menos te lo esperas. Así es, La Habana. Puedo verla sentada como siempre, esta vez muy lejana, en la boca de la bahía, algo olvidada por estos días de pandemia y resurrección, consumida por su gloria de antaño. Que triste ha de sentirse uno cuando no sabe que hacer con la derrota. No bastan ya las ganas, ni el salitre de su largo litoral que la baña para salvarla del desamparo. Aunque es tanto mi enojo no dejo de celebrarla, siempre será un gran lugar para mi. Y allí sobrevive al azote de esos corsarios y piratas que quieren construir sus pirámides en medio del desierto destruyendola para luego llevarse sus fortunas a la tumba como un arco de triunfo. Intento borrar la Habana y no asociarla con las ruinas del rey Salomón, es triste, por eso prefiero cambiar de pagina, no quiero dolores de cabeza. Me niego a rendirme ante el recuerdo en estos días, pero aunque duela, es algo que no puedo hacer. Demasiadas cosas tiradas en el asiento de atrás se acumulan y yo prefiero tener dulces sueños. Así que con tanta tranquilidad es mejor dejarle que se acerque como puede, en imágenes de una Polaroid, me encanta ese tono amargo de irrealidad para definirla. Llegan rápidos los viejos lugares de esa gran ciudad y se agolpan en pedazos que parecen ya fotografías de un largo viaje y me confunden. Acabo de regresar de allá y ya no la reconozco. Es duro aceptar que ha cambiado. Que ya no da más, que se le cae a trozos su maquillaje. Desde la distancia las cosas tienden a confundirse en esa mezcla de luz y de sombra, pero los sentidos siguen dejando la sensación que con solo escapar de ella es también un espejismo.

La habana de hoy vende muy caro su lugar en la historia y es triste decirlo, lleva su precio colgado en la cara. Si la mira desde fuera es una ciudad poblada de excitantes Chevrolet que interpreta hasta el cansancio esa música del ayer, la que no quieren escuchar. Ese amargo sabor a hiel que nos lleva directo al grano por no decir otra cosa. Que abre sus entrañas coloridas como el vino barato, sobre todo en las calles que conducen al mar, podridas como el resto. Que se nos muestran a todos sedienta, como si nada le importara. Olvidadas, rotas, atropelladas por la historia y descorazonadas. Es duro ese contraste del color porque si la miras desde dentro, sabes, que el tiempo no es solo el culpable. Una ciudad pierde su inocencia habitando en un pasado sin salida. Y allí está, perdida por aquella época, vestida de blanco y negro... de camino por los años cincuenta esos que sus falsos faraones niegan en los más profundo y al del que por la mala suerte nunca su gente ha podido escapar. Y así vive, atrapada, prisionera a aquellos días de su pasado insano dando tumbos y señales de vida, mostrando todo lo que le queda en ese raro contraste. Así, que con esa sensación me quedo, ya que todo está en las más terrible circunstancias, sigo acá, a la espera de encontrar ese lugar donde pueda escapar de una vez, claro que existe un lugar así en este planeta se llama... el futuro.✋🎶



Share:

2 comentarios:

  1. Me has dejado sin palabras, bellísimo artículo y muy cierto, saludos desde la Habana

    ResponderEliminar
  2. Que bien saber que te ha gustado...ya tu sabes, ese siempre ha sido un lugar muy especial la Habana, es triste que lo que realmente es esa gran ciudad, lo hayan reducido a tan poco...a problemas y más historias negativas, que la consumen...esta jodida, pero es una gran ciudad y nosotros un gran país...estas alla?...jejeje...no lo pensaba...pero si escribes desde alla, es muy interesante eso, no me lo imaginaba. Ya veo que has encontrado la mejor forma de enfrentar a los terremotos, escribiendo historias, eso es lo que yo hacia...gracias por tu comentario. Saludos

    ResponderEliminar

ElioHorizontes

Horizontes

Horizontes

VISITAS

👇Deja tu opinión


🌞 VERANO

IBIZA, LA ISLA BLANCA

                                                                                                               La playa de los Molinos.    ...

📝 Bloggers

Sigueme por Email 📩

Mas historias👇

Con la tecnología de Blogger.